¿Por qué la televisión ha venido decayendo últimamente?

La televisión no es lo que solía ser, sobre todo cuando nuestros padres y abuelos daban fe de que lo que veían era mejor que la programación actual, posiblemente llena de cosas superfluas y con falta de innovación.

Esta historia de la televisión comenzó justamente a finales de los años sesenta, donde una de las primeras cosas que se lograron presenciar fue la caminata del hombre en la luna, y los programas donde la gente bailaba con la música de la época.

Ciertamente se trata de una era entrañable pero las sociedades y los tiempos cambian, pues los acontecimientos han marcado un hito en la población y nuevos intereses han surgido, los cuales son capaces de satisfacer a la población de forma más eficiente.

Te explicaremos las razones por que la era de la televisión parece estar culminando, a menos que exista un elemento que permita generar su reinvención.

  1. Las redes sociales

Cuando hablamos de redes sociales como Facebook, twitter o Instagram, éstas claramente son capaces de sustituir en gran medida lo que hace la tele.

Las redes sociales son un medio mucho más eficiente que la televisión para vender publicidad, teniendo en cuenta que venderse a través de internet es mucho más barato que utilizar la televisión para promocionar los productos.

Esto ha generado que muchas pequeñas y medianas empresas hayan experimentado un resurgir en la economía, como ha sucedido con el sector alimenticio, cosmético y con los gremios de cerrajeros en barcelona. Este papel lo desempeñan muy bien Facebook e Instagram.

En el caso de las noticias, twitter es quien encabeza el liderazgo, ya que todo lo que acontece se conoce antes de ser transmitido en los canales de noticias, además de que se trata de una ventana interactiva de los usuarios con las personalidades de su preferencia.

  1. La era de los Youtubers

YouTube ha cobrado una relevancia sin precedentes, sobre todo por esas personas que poco a poco se fueron haciendo un lugar entre los espectadores de esta red social.

Es el caso de los Youtubers que publican cualquier contenido de interés para quienes disfrutan de YouTube, ya que suelen parecerse un poco más a nosotros, de modo que nos identifiquemos más con estas personas.

Un youtuber tan solo necesita de una cámara, un ordenador y software de edición de videos para publicar su contenido, por lo que el contenido a generar es muy barato en relación a lo que cuesta un programa de televisión.

Habrá otros que requieran de patrocinadores para subir y mejorar el contenido, pero en todo caso cualquiera puede ser un youtuber.

  1. ¿Por qué no se rebobina mi contenido?

Cuando hacemos uso de Netflix o YouTube podemos ver un contenido cuantas veces deseemos, sin que tengamos que esperar un tanto de tiempo para volverlo a ver a través de la tele.

Estas plataformas han significado la debacle de la televisión donde solo las generaciones antiguas son las que se acostumbraron a disfrutar la experiencia inicial de la programación, no sucediendo así con las generaciones actuales.

No queremos pensar que la televisión dejará de existir, pero el hecho de que nuevas plataformas de comunicación surjan cumpliendo una mejor labor que la tele, el futuro es poco prometedor para este medio.

¿Qué hace que un ciudadano se interese por las series de televisión?

Habrá quienes gusten de los programas de competencia, los dramas novelísticos y los programas de humor, pero no significa que todos seamos amantes de la denominada televisión basura.

Muchos eligen ver películas por qué se trata de una expresión que no requiere de mucho tiempo para contar una historia, aunque eso definitivamente no hace que las series de televisión sean malas.

Al contrario de las películas, en las series de televisión toma un tanto más de tiempo el contar una historia, sobre todo si se encuentra dividida en varios capítulos.

Por ejemplo, aunque la adaptación de Harry Potter en el cine tuvo éxito, no se descarta que dentro de algunos años se hagan series basadas en el libro.

Pero, ¿Cuál es el ingrediente que influye en el éxito de las series actuales? En breve te explicaremos cual es el secreto del éxito de estos programas, y porqué les esperamos con tantas ansias cuando hay un episodio de estreno.

Conociendo al consumidor de series actual

Esto aplica para los llamados sitcoms o incluso para series “de ceño fruncido”, donde se evalúan temas actuales que quizás hace años las personas no tocaban con frecuencia, como aquellos que padecen de síndrome de Asperger, o adaptaciones de libros.

En el caso de “The Big Bang Theory”, uno de los protagonistas sufre de Asperger. No obstante, es increíble el giro que le dan a su condición para que exista un poco de respeto hacia estos individuos, sumado al talento de los guionistas también artífices de la serie “Friends”.

Los espectadores también se decantan por ver series inspiradas en sagas de libros, como sucede con “Game of Thrones”, la cual ha tenido un éxito sin precedentes, y que muchos quieren imitar.

Netamente los consumidores actuales de la tele se identifican mucho con las temáticas actuales, y si estos temas son desarrollados por productores asertivos, seguramente el éxito se encuentra asegurado.

Apelando a la nostalgia

Durante los últimos veinte años, la programación apela a la nostalgia, ya que muchas personas alegan que los años anteriores fueron mejores que los actuales.

Eso es justamente lo que ocurre con la serie de Netflix, “Stranger Things” ya que se trata de un grupo de amigos que experimenta un conjunto de eventos extraños, y buscan dilucidar el misterio latente.

Un aspecto que salta a la vista, es que la serie se encuentra ambientada en la década de los ochenta, inspirándose en distintas películas de entonces, donde la indumentaria de los personajes, y algunos aparatos son característicos.

Ahora que se avecinan las premiaciones…

Es impredecible lo que puede suceder con los Emmys de este año, pues la reputación de “Game of Thrones” precede, sumándose la revelación de “Stranger Things”, y las 22 nominaciones de “Westword”, la cual tiene aspectos similares a la serie “Lost.

Los resultados están tan bien guardados que haría falta un cerrajero para revelar que sucederá, pero si hay algo cierto es que la cantidad de nominaciones no es sinónimo de calidad.

La televisión como herramienta de marketing

Seguramente ha pasado que hay publicidad que ves a través de la tele que te engancha, y que hay jingles o canciones que no puedes sacar de tu mente. Sí, es cuestión de mercadeo o marketing.

El marketing es el conjunto de estrategias cuyo fin principal es promocionar un producto y convencerte de que es aquello que necesitas para tu vida.

Comprende un conjunto de mecanismos, los cuales han sido tan eficientes, que son adaptables a cualquier medio de comunicación, tales como la radio, medios impresos, la televisión, y hoy en día internet.

Pero, ¿Por qué la televisión ha sido tan exitosa en promocionar los productos que hoy por hoy son reconocidos? El marketing para que funcione, requiere un medio para divulgar aquello que el público debe y necesita conocer.

Y qué mejor que la televisión para realizar esta tarea. Te explicaremos la influencia que ha tenido la televisión como herramienta de marketing, así como también su condición a futuro respecto a otros medios.

El nacimiento de la televisión

Hace ya un tanto de tiempo, a mediados del siglo XX, la radio ocupaba una posición importante entre la población, bien sea a través de radionovelas, propagandas llamativas y por supuesto la música.

Pero digamos que, el ser humano aun le faltaba por vivir otra clase de experiencias, para que cambiase su forma de percibir la vida. Es en este escenario en el que surge la televisión como medio de comunicación.

La televisión sería algo a lo que pronto todos tendrían acceso, a cualquier hora a diferencia del cine o el teatro. Solo bastaba ir a la tienda de electrodomésticos, y ya dispondrías de tu tele.

Ésta, definitivamente fue una oportunidad de oro para los anunciantes, ya que por medio de los programas de televisión y la propaganda, tenían la posibilidad de promocionar los productos de moda.

Ciertamente lo lograron, y es gracias a la televisión que los anunciantes se han hecho de un lugar entre el público de todas las edades, por lo atractivo de las imágenes, o por original que pueda resultar una campaña publicitaria.

La evolución de nuevas tecnologías

Actualmente vivimos en una era en la que Internet es la que tiene el dominio en la implementación del marketing, haciendo posible que cualquiera que fabrique un producto, sea capaz de darlo a conocer.

Por ejemplo, si una cerrajería quiere dar a conocer sus servicios, tan solo debe acudir a una agencia de diseño web, para que ésta le posicione como la mejor cerrajería, a través de la creación de una página web.

La televisión ha evolucionado en cuanto a imagen y resolución, pero hay que tener en cuenta que la población actual se encuentra presente en un entorno totalmente distinto, el cual es internet.

Es ley dentro del marketing que para que un producto tenga éxito, éste debe divulgarse en un medio en el que las mayorías se encuentren presentes, y éste no es precisamente la televisión, por lo que su permanencia es bastante incierta.

La cultura de la seguridad a través de la televisión

Los medios de comunicación no son muy distinguidos por divulgar grandes cantidades de información educativa a través de sus canales, ya sean medios impresos o de radiodifusión.

Lamentablemente las masas siempre buscaran en los medios de comunicación el entretenimiento, y no una forma de encontrar el conocimiento que necesitan para afrontar las posibles problemáticas que se avecinen en el futuro.

Si hay algo que merece ser divulgado, es todo lo concerniente a la seguridad, ya que son pocas las personas que manejan este tópico a profundidad, con excepción de los cerrajeros.

Son tantos los ámbitos y propiedades nuestras que merecen ser cuidados, que hasta podría crearse un canal televisivo que proporcione los conocimientos necesarios.

De momento, debemos conformarnos con los tutoriales a través de internet, o a través de las asesorías que brinden expertos en seguridad en caso de que aspiremos instalar dispositivos que garanticen la protección de los espacios.

En cuanto a la televisión…

Una de las maneras más eficientes de tener conocimientos de seguridad, es a través de los sucesos que transmiten a través de los noticieros, a fin de conocer las estadísticas de delitos o modus operandi de las bandas de ladrones.

Digamos que el fuerte de la televisión, no es precisamente tocar temas de seguridad de ninguna índole, lo que hace posible que tengamos que utilizar otro tipo de vías.

No se trata de menoscabar a la televisión, sino que se trata de ser realistas ante las necesidades que tiene la población de estar informada correctamente en cuanto a la seguridad.

Es imprescindible saber que las nuevas generaciones, y sin llegar a hacer ningún tipo de distinción social, son las que tienen mayor acceso a internet y a sus canales correspondientes.

Las personas de edad avanzada, los niños y los que tienen escasos recursos son los que tienen mayor posibilidad de asimilar todo aquello que se transmita por la televisión, por lo que no se debe dejar por fuera a estos sectores de la población.

La inseguridad avanza a pasos agigantados, y mientras mayor número de vías existan para difundir la cultura de la seguridad, tendremos mayores posibilidades de reaccionar ates durante y después de una determinada situación de robo.

Las medidas que se deben tomar

Si bien es cierto que internet ha desplazado de alguna manera a medios como la radio y la televisión, eso no significa que los interesados en divulgar información de seguridad, no puedan emplear estas tres vías de forma coordinada.

Las uniones de cerrajeros, las autoridades policiales y cualquier otro interesado, tiene la facultad de hacer pública toda la información de interés que tenga que ver con el resguardo eficiente de los bienes.

Todo esto forma parte de lo que se conoce como cultura preventiva, la cual tiene como base inculcar a los usuarios las medidas que deben tomar en caso de que se avecine un robo, ya que nadie se encuentra exento de este tipo de siniestros.