Evolución de la televisión

En España comienza la televisión a finales del año 1956, la emisora estatal Televisión Española TVE, inicia las transmisiones regulares, apareciendo los canales privados en 1989, las transmisiones en color en 1974.

Luego de tener 2 años de prueba, alcanzando toda la programación transmitida a color en el año 1977, y todos los anuncios desde 1978.

En la actualidad es uno de los medios principales de la comunicación, en el año 2008 ya se encontraba en el 99% de los hogares españoles, indicado por estadísticas del INE.

La radiodifusión en España es directamente administrada por el Estado e indirectamente, por medio de concesiones privadas.

En los años 70 en pleno inicio de la democracia

La televisión marcaba los pasos de los españoles, sabían qué hora era por el programa que veían, las aventuras de Curro Jiménez, era señal de ser domingo las 15:00 horas, el viernes llegaba una nueva andanza animal en El hombre y la tierra.

Al no existir las comunicaciones a pie de urna en la tele, mientras esperaban para saber quién sería su nuevo presidente, se entretenían con Manolo Escobar, Susana Estrada o Pepe da Rosa en el programa Esta noche fiesta.

Generación EGB, en los 80

La llegada de una nueva época fue el advenimiento de un nuevo horizonte, hay quien denomina a las 80 la década prodigiosa.

Lo cierto es que no se ha vivido una mejor época, de transformación en todos los niveles, de revolución cultural, social, de intensidad política de reajuste económico, hasta los servicios, como el del cerrajero experimentaron ésta transformación.

La Movida, es el movimiento surgido tanto en Madrid como en otras provincias como movimiento cultural en contraposición a la tradicional sociedad franquista.

La música fue el elemento dinamizador de este movimiento, impregno todo a su alrededor y la televisión no sería la excepción.

En 1980 fue promulgado el Estatuto de la Radio y la Televisión como reglamentación con rango de ley con la finalidad de crear un marco jurídico que regule el sistema televisivo.

Llegada de las señales privadas en los 90

No solo llegaba una nueva década, la televisión pública que acompañaba a los españoles iba a dejar de ser el elemento dominante para pasar hacer el supeditado.

Ahora será el espectador quien configura su propia parrilla, tendrá variedad, ahora si habrá una lucha por la cadena más vista.

A pesar que España vivía una de sus peores crisis, ella seguía calmando los ánimos y aupar voluntades a base de entretenimiento. Eran buenos tiempos para los espectadores, pero duros para las cadenas, que luchaban para ganar audiencias y publicidad.

Durante años y antes de la llegada del mando a distancia la programación estaba dirigida a atrapar toda la atención del telespectador, TVE cambió el estilo que llevaba hasta entonces para decentarse por las noches de telepasión.

La llegada del nuevo milenio y sus realities

Como terminaban los 90 el nuevo siglo comenzaba inmóvil, insulso, insípido, pero solo lo parecía.

El crecimiento de Internet gracias al proceso legal de liberalización permitió que en cada casa se quisiera tener el sonido del router, que provocó, que todo se volviera digital incluida en la tele.

Antes de que llegara la TDT con su multiplicación de canales, y de las nuevas plataformas de Netflix, HBO, Vodafone TV, Movistar entre otros, llegaron los realities, la telebasura, los programas con contenidos de muy baja calidad.