Malos hábitos para ver televisión

A veces ver televisión puede ser nuestra única vía de escape hacia el entretenimiento. Al llegar del trabajo o de la escuela, solo queremos tirarnos en el sofá y ver que paso en el mundo mientras nos dedicamos a otras cosas o para ver el episodio de nuestra serie favorita.

Pero los malos hábitos pueden convertir a la televisión en nuestro enemigo, cuando no se controla el tiempo de espectador, los horarios y hasta el nivel del volumen , causando molestias e inseguridad en el entorno y para nosotros mismos.

Cuantas personas se han confundido el sonido de lo que se trasmite en la televisión con supuestas escenas reales, alertando a quien tienes a tu alrededor por creer que estas en peligro o en alguna escena indebida generando escándalos.

Aunque parezca una tontería el exceso de ruido y la falta de sueño por ver televisión en tus horas de sueños, genera un nivel de inseguridad dentro de tu inmueble, cuando no puedes mantenerte atento si algún ladrón se aproxima o entra cuando estas inconsciente.

Los ladrones pueden forzar la cerrajería mientras duermes, puedes dormir en tu sofá y ellos desplazarse por toda la propiedad sin que los puedas percibir. Los cerrajeros profesionales pueden impedir escenas como estas, incorporando cerraduras que alertan a tu smartphone si esta sucediendo un ataque de fuerza en tu puerta.

Sobrealimentación

Es típico que si vamos a instalarnos a ver una película o muchos episodios consecutivamente, nos dotemos de comida y bebidas chatarras o de fácil prepararon, sin percibir que en pocos horas hemos consumido las calorías que nos corresponden a toda la semana.

Antes de comenzar nuestro set televisivo es mejor chequear que tanto nos disponemos a comer y optar por alimentos sanos y se quiere pasar un buen tiempo masticando. El autocontrol evita que las actividades mas placenteras se conviertan en un riesgo para nosotros mismos.

Volumen muy alto

Los sonidos altos pueden ser muy molestos, incluso son nocivos para los niños mas pequeños y para los animales. Si vives solo no hay inconveniente mas que para los vecinos que oirán al igual que tu lo que se transmite.

Pero si tienes mascotas, es mejor que te acostumbres a mantener un volumen adecuados ellos tienen un oído muy delicado, que puedes molestar con fuertes sonidos por largos periodos.

Si están golpeando tu puerta, se perciben gritos o alguien vulnera tu casa no te darás cuenta y estar en descuido a expensas de un maleante. De este modo, desmejoras tu ambiente por no bajar un poco el volumen.

Encendido mientras duermes

Esta demostrado que mientras duermes debes apagar la televisión o no podrás tener el descanso que necesitas. Tu mente sigue respondiendo de manera inconsciente a las voces que escucha.

Despertar en varias ocasiones por el sonido o por la luz que refleja la pantalla, es lo mas normal que suceda, lo que se traduce en poco descanso y en un estado de menos lucidez al amanecer.

Usa la televisión como método para adicionar beneficios de relajación y menos estrés, no para acortar tus capacidades de producción y reacción durante el día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *